LA LIEBRE Y LA LEONA

Una liebre se encontró con una leona y le dijo:

  • Yo, cada año doy a luz muchos hijos, y tú solo puedes dar a luz uno!
  • Efectivamente, -le contestó la leona, -Yo solo doy a luz uno. Pero es un león

Los felinos serian en el mundo del yoga unos animales dignos de admirar por sus  características y cualidades. Son agiles, veloces,  capaces de pasar de cero a cien sin despeinarse,   esbeltos, elegantes, fuertes, flexibles, potentes, silenciosos, con una mirada atenta, siempre alerta y al acecho, pero sin mostrar  agitación ni impaciencia, “ saber esperar sigilosamente” se convierte en  su mayor virtud,  tienen un gran dominio de su cuerpo, saltan hacia arriba o hacia abajo como si flotaran desafiando a la gravedad;  cuando caen lo hacen con la elegancia de una ligera hoja al viento…..su oído es muy agudo y su vista aún mejor, con una mente clara, sin caer en distracciones,  muy calculadora para afrontar sus desafíos con los mínimos  errores al cazar   sus presas . Se podría  decir, que son el grupo de animales   que guarda mayor equilibrio entre  cuerpo, respiración y mente con todos sus sentidos bien enfatizados. Dignos de admiración para un yogui,  la única pega, no son veganos, ni se lo plantean!! Pero nada es del todo como nos gustaría.

Así que algo de razón lleva la leona en su respuesta  a la liebre; no es cosa menor  parir un león, aunque pueden parir varias crías en una camada y no solo una como indica la liebre.

LOS FELINOS, ESOS BUENOS YOGUIS.