LA NATURALEZA TIENE UN REGALO PARA TI….

Dice Eckhart Tole en su libro “El silencio Habla” que dependemos de la Naturaleza no solo para  nuestra supervivencia física, sino  que también la necesitamos para que nos enseñe el camino a casa, el camino de salida de la prisión de nuestras mentes, donde nos hallamos perdidos en un mundo de problemas….olvidándonos de Ser nosotros mismos, Aquí y Ahora, en el silencio y la quietud dónde está la vida.

Observa  con plena atención cualquier cosa en la naturaleza (una  planta, flor, árbol, animal, paisaje) hasta quedar absorto y absorbido por ella, más allá de los sentidos y de nuestros pensamientos. Todo tiene una enorme dignidad, llevándote a una quietud indescriptible, reconectando de manera muy íntima e interna, llevándote a percibir su sacralidad y su completitud, de la que formamos parte, porque también está dentro de nosotros.

Cuantas veces nos sentimos incompletos, infelices, carentes de algo que no sabemos bien dónde buscar? pues la naturaleza  nos  aporta esa quietud, esa totalidad,  Ese es su regalo para nosotros, pero ella también nos necesita , pues es, a través de nuestro reconocimiento que la naturaleza llega a conocerse a sí misma, Ese es nuestro regalo para ella.  A través de nosotros la naturaleza toma conciencia de sí misma, es como si nos hubiera estado esperando millones de años….

Todas las flores en la naturaleza, lucen bellas y delicadas exhalando sus perfumes, abriendo sus pétalos  a la luz, luciendo elegantes, sin importar donde están;  pueden crecer en una ciénaga o en un lodazal, que van a lucir igualmente sus cualidades, sin dejar de hacer lo que les toca, florecer para nosotros, intentando llamar nuestra atención con sus colores, formas y aromas, para mostrarnos el camino a casa. Estemos atentos a la naturaleza que luce cada día para regalo nuestro y correspondamos pues con la parte que nos toca, observarla para llenarla con nuestra conciencia.

 

LA NATURALEZA TIENE UN REGALO PARA TI.