El tiempo,  esa espada de Damocles que llevamos encima, esa  coordenada por la que nos regimos en nuestro devenir existencial,  ese maestro, ese Dios!!!  Esa medida que hoy día  nos está llevando a un consumo exacerbado inconsciente y a su vez efímero de la existencia… todo tiene que ser “inmediato”,   nuestras expectativas, deseos, curiosidades, necesidades….. deben ser satisfechas de momento, sin espera, sin demora, como el adicto  dependiente de su dosis cada vez mayor para proseguir.

En  nuestra filosofía griega  Kairós  es un concepto  que representa un lapso indeterminado en que algo importante sucede. Su significado literal es “momento adecuado u oportuno”. La principal diferencia con  Cronos  es que, mientras Kairós es de naturaleza cualitativa, Cronos es cuantitativo, es el tiempo cronológico y secuencial. Como dios, Kairós era semidesconocido, mientras que Cronos era la divinidad por excelencia de la época.

Algo similar tenemos en yoga  con los términos sanscritos para definir el tiempo en estas dos versiones. Kala sería  tiempo eterno, el tiempo cronológico y Krama  sería el equivalente a Kairós,  como poder detener  a Cronos en una sucesión de pequeñas fracciones  que vamos diseccionando a cámara lenta, saboreando esa comunión con el aquí ahora, con el eterno presente, es  como  estar en “ un estado de gracia” cada vez más difícil de conseguir en el modo de vida actual, pero que todos alguna vez, en mayor o menor medida hemos experimentado,  a veces  nos hemos visto abstraídos totalmente de esta coordenada  “tiempo” quedando abducidos por algo que ha cautivado nuestra atención plena, o sencillamente  a traves del silencio la quietud y la meditación. También puede habernos ocurrido por una situación contraria, de extremo miedo existencial,  nuestro cerebro racional queda desconectado para  ceder   el mando  a nuestro cerebro reptiliano, más eficiente en supervivencia, y este proceso ocurre automáticamente, sin ser consciente de ello, y casi fuera (o afuera, pero me suena mal de esta manera) del tiempo para poder gestionar con eficacia la situación de peligro.

SOBRE EL TIEMPO….
Etiquetado en: